• Un espacio para que cada mujer madre pueda respirar, encontrando un tiempo para mirarse y sentirse mirada. Reflexionamos en conjunto sobre aquellas cosas que te estén desafiando, sin el peso del deber-ser, sin juicios ni prejuicios.
  • Utilizo todo mi bagaje profesional como psicóloga y terapeuta corporal, además de mi experiencia como mamá y asesora, con el plus de mi escucha abierta y empática.
×