Mis amigas, pilares fundamentales en mi crianza conciente

Hoy les dejo una entrada cortita, mezcla de reflexión, relato, consejos y agradecimiento.

Ya es vox pópuli eso de que «para criar un niño hace falta una tribu»

Pero muchas veces el refrán queda en eso, una frase bonita.

Llevamos un estilo de vida que es bien poco tribal.

Miles de horas de trabajo. Cuando salimos, nos confinamos en apartamentos sin saber quiénes son nuestros vecinos. Vamos por la vida sin rozarnos con el de al lado.

Nos refugiamos en las redes sociales para paliar un poco tanta soledad.

Y, gracias a las redes sociales… a veces encontramos zonas de refugio. Grupos de pares. Gente con quien compartir.

Y a veces… se da el milagro! Trascendemos la pantalla de la compu. Nos encontramos. Los niños disfrutan.

Y a la vuelta a casa… oh, sorpresa!! Descubrimos que por un rato fuimos mejores mamás. Que no rezongamos tanto. Que no estamos tan cansadas. Que la rabieta de nuestro hijo ya no nos estresa tanto.

Y entonces seguimos en contacto. Vamos aprendiendo a querernos.

Y cuando queremos acordar, ya no somos sólo un grupo de mamás que se llevan bien. Somos AMIGAS.

Trascendemos el hablar de nuestros hijos (aunque seguimos hablando todo el tiempo de ellos). Empezamos a acompañarnos. A sostenernos en los vaivenes de la vida. Nos apoyamos y nos criticamos. Sin juicios.

Se dan cuenta lo refrescante que es eso? Estar rodeada de personas que te quieren y no te juzgan? Cuántas veces en la vida disfrutamos de ese lujo?

Y a través de un grupo así, que te sostiene cuando tropezás, que te da para adelante siempre… es que podés relajarte. Y emprender una crianza que se acerca mucho más a lo que soñabas. Porque el imprescindible ejercicio de autoconciencia, de trabajo interior, que muchísimas veces es doloroso… se vuelve mucho más liviano y potente a la vez, cuando lo logras hacer rodeada de risas, lágrimas, abrazos. Contención.

Los pekes también lo disfrutan mucho más; porque comparten con otros pekes, porque de golpe tienen un montón de tías y tíos. Y porque mamá y papá ya no controlan tanto y todo fluye mucho mejor.

El consejo de hoy…

Yo no puedo más que estar infinitamente agradecida por las amigas que tengo. Y este es el consejo que te dejo hoy: si tenés hijo/s pequeño/s, salí de tu casa. Huí de las cuatro paredes. Acercate a una plaza, si sos activo en grupos virtuales proponé juntadas… acercate a grupos de crianza, o crea uno en tu propia casa.

Cada vez estoy más convencida: no hay forma de llevar adelante una crianza conciente, y lo más autorregulada posible, sin amigos que nos acompañen en el viaje.grupo de crianza

Por más que tengamos una familia grande que nos apoye. El vínculo de amistad es completamente diferente, te oxigena, te hace encontrar con lo mejor de vos. Y  no está «contaminado» por la historia familiar en común.

Criar un hijo en soledad es una de las tareas más crueles a las que nuestra cultura -patriarcal, capitalista, individualista, etc, etc…- nos empuja. Es agotador e inhumano. No porque sea imposible -miles de mamás prueban todos los días que es posible-, pero a un costo altísimo.

Encontrar o crear un grupo de pares, que nos sostenga en esta tarea tan bella y revolucionaria, es el mejor regalo que podemos hacerle a nuestros hijos, y a nosotros mismos.

Mensaje especial a las mamás

Si además tenés la enorme suerte, como yo, de construir un grupo de amigas como el mío… mujeres-diosas, mujeres que crecen juntas, que no tienen miedo a dar-se, y a crecer haciéndolo. Que generan una energía tan poderosa que salpica, y engrandece a todos. Ya está, te ganaste la lotería. Disfrutalo, alimentalo, no permitas que la clásica cultura del notemetás, del cadafamiliaesunmundo, te haga perderte de la experiencia maravillosa de la sororidad. Esto es lo que vivieron nuestras antepasadas, estoy segura.

Esta foto es del último cumpleaños de Thiago. Faltan algunas miembras del grupete 😉

Gracias por estar chicas!

amigas y crianza

 

Save

Save

8 Comments

  1. ayyyyyyy…. morí de Amor!!! Que tribu de comadres… terrible!!

  2. Ay ay ay!! Como las amo mujeres!!

  3. «por un rato fuimos mejores mamás» todos los días hay uno de estos ratos, y así rato tras rato sé que estamos haciendo algo grande, maravilloso. Estoy muy orgullosa de cada una de ustedes y agradecida de tenerlas en este camino.

    1. Gracias Shei!!!

  4. Cómo si lo hubiera escrito yo misma <3 bendecida de haber encontrado mi tribu.

    1. Atesorala Guille!! Abrazo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.