lactancia y alimentación complementaria

Lactancia: cuando empieza a comer

alimentación complementaria

Continuamos con los posts sobre Lactancia en la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Pueden ver los anteriores aquí, aquí y aquí.
Hoy me voy a dedicar a la Lactancia después de los 6 meses. Suponiendo que se superaron todos los obstáculos que hubieran surgido, que se estableció una lactancia exitosa y el bebé ha crecido normalmente, en este momento comienza la introducción de sólidos, o como se le llama comúnmente, la Alimentación Complementaria.
Al respecto, dos mamás me hicieron llegar preguntas muy interesantes:

¿En qué momentos dar de mamar cuando nuestro hijo ya come almuerzo, merienda y cena?
Cómo conviene hacerse la reducción de tomas una vez que se incorporen los alimentos sólidos?

Para responder estas preguntas, hay que hablar de distintos temas: 

  • La lactancia es a demanda. Siempre, hasta que llegue el destete. No importa que ya se estén introduciendo alimentos, hasta los 12 meses por lo menos, el alimento básico sigue siendo la leche materna. No hay plato, por más nutricionalmente completo que se lo haga, que supla los aportes de una toma de leche materna

Éste es un concepto importantísimo que hay que recordar constantemente, pues hay muchos mitos al respecto, incluso repetidos por los pediatras: «La leche después de los 6 meses ya no alimenta«, «si le das teta le sacás el hambre y después no va a comer«, etc., etc.
La introducción de alimentos es un aprendizaje que lleva bastante tiempo, además de que se deben seguir ciertas reglas y precauciones para evitar y/o detectar posibles alergias e intolerancias. Durante todo ese tiempo, la leche va a ser lo que siga asegurando el aporte necesario de nutrientes. Thiago por ejemplo, si bien empezamos a darle alimentos sólidos a los 6 meses, recién a los 8 comenzó a comer «en serio», y aún hoy con casi 13 meses, hay días que sólo se alimenta a teta, y otros que come más.
Personalmente recomiendo el método Baby Led Weaning para introducir los sólidos. Se vuelve mucho más sencillo preparar los alimentos para el bebé, y es más seguro que comerá lo que necesite.

Por otro lado, gracias a las investigaciones que siguen avanzando, actualmente se recomienda continuar con la lactancia por lo menos hasta los 2 años, y de ahí en más hasta que mamá y bebé lo deseen. Es evidente que entre los 13 y los 24 meses el niño va a ir comiendo cada vez más, pero aún así, a los 24 meses la leche todavía es una fuente muy rica de nutrientes, brindando un tercio de las necesidades energéticas del niño, y gran cantidad de elementos básicos para su sistema inmune.

Fotografía de Isa Sanz

Aún así, hay muchas mamás que no desean dar de mamar hasta los 2 años y esa postura es muy personal. Lo mejor es brindar información y apoyo para que puedan decidir de forma conciente. Lo que nos lleva al tema de la segunda pregunta: 

  •  el destete. Hablaré más ampliamente de este tema en el próximo post, pero sí quiero destacar que si  la mamá decide realizarlo antes de que el bebé se destete naturalmente, entonces la mejor forma es hacerlo progresivamente, retirando tomas de a poco, compensando por supuesto con aporte nutricional en las comidas diarias, y con muchos mimos y contención (recordemos una vez más: la teta no es sólo alimento).

 

1 Comment

  1. […] esto. Los beneficios nutricionales e inmunológicos no desaparecen al pasar el primer año de vida, como ya comenté. Todo lo contrario, la Leche Materna continúa aportando ingredientes básicos para el desarrollo […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.