Existe «LA Maternidad»?

maternidad

Cada tanto, en el mundillo blogo-maternal, surgen discusiones sobre los distintos «tipos de madres». Se llegan a crear grandes bandos, y muchas veces los enfrentamientos dejan sangre, sudor y lágrimas.

Siempre me he preguntado por qué necesitamos embanderarnos con determinado concepto o teoría, y atacar a quienes no estén de acuerdo.

Cada una tendrá su propia definición de lo que es ser mamá. Por qué intentamos que esa definición sea también la de las demás?

La Maternidad no existe

Ésta es la idea que trato de discutir con ustedes hoy.

Cómo podemos pensar en una única Maternidad, así, con mayúsculas?

Yo vivo la mía a mi manera, a veces más placentera y empoderadamente, a veces no tanto.

Recientemente leía este artículo, y si bien me sentí muy identificada, pensé: no existe tal cosa como «Las Madres»…

Habrán -habremos- muchas madres que deseamos estar pegadas a nuestros bebés desde que nacen, que no nos importen los rollos y las estrías. Pero también hay muchas mamás que desean volver al gimnasio a la semana de parir.

O que desean volver a trabajar.

O que necesitan volver a trabajar, y no convierten eso en un sacrificio, sino que logran -de mejor o peor forma- conciliar su vida con la crianza de sus hijos.

Ahora que lo pienso, puesto así, hablar de conciliar no tiene sentido. La vida y la crianza son una sola cosa; una vez que nacen los hijos, no hay vuelta atrás. La conciliación es interna; con nosotras mismas, y nuestros pre-juicios, nuestros deseos, nuestros mandatos internos…

La misma autora que cité más arriba, tiene este otro artículo, más reciente. Y para qué negarlo, éste me gusta mucho más.

Porque al final, lo que importa es eso: que cada una viva su maternidad en forma gozosa y empoderada. Que nadie la critique por ello. Que reciba el apoyo adecuado a sus necesidades, si ése es su deseo. Que pueda mirar hacia adentro en la medida de sus posibilidades y sus ganas, y decidir cuál es su personalísima mejor forma de maternar. Atendiendo las necesidades de su cría, y las propias.

Acompañar a las mujeres y sus familias en este camino es mi sueño personal, mi propia conciliación. Nos encontramos allí?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.